Cleanse your sins

El infierno es un tiempo y un lugar donde Dios está ausente.
La guerra entre Suecia y Rusia ha terminado, o no.
Una comisión de ambos bandos cumple la misión de delimitar las nuevas fronteras. En su camino, llega a una aldea que no figura en los mapas y en la que se erige una sauna en la que se pueden lavar los pecados.

Hasta aquí todo bien. Pero el planteamiento, a pesar de ser bastante simple, entraña conflictos psicológicos potentes que llevarán a los protagonistas al núcleo de sus pesadillas en poco más de hora y cuarto de metraje.
Dicen por ahí que es lenta... los cojones lenta. El director no tiene prisa en plantear la historia y, sobre todo, en tirarle la culpa a la cara a sus personajes.
Personajes, por cierto, muy interesantes y perfectamente construidos.



 

Creando

Acting

Twitter